Como hacer una tarta receta

Receta de tarta de chocolate

Este pastel de mantequilla es ligero, esponjoso, húmedo, mantecoso y ¡absolutamente delicioso! Esta receta es una base estupenda que incluso se puede decorar o adaptar a otras recetas. Como este Butter Cake es húmedo y ligero, aromatizado con mucha vainilla, también se puede comer solo. O cubierto de fruta fresca como bayas, o servido con una taza de café o té.

Imagínate la fiesta de cumpleaños de la infancia de un amigo, o tal vez la tuya. Hay regalos de colores, montones de globos, juegos divertidos y la parte favorita de todos: una tarta de dos pisos con una miga dorada y húmeda por dentro y un glaseado de chocolate por fuera. La corona una colección de velas de cumpleaños.

Su increíble sabor y textura se deben al uso de grandes cantidades de mantequilla y a su cremosidad con azúcar para incorporar aire a la masa. Levaduras como la levadura en polvo o el bicarbonato aportan un empuje adicional en muchas recetas modernas de pasteles de mantequilla.

El pound cake se considera el antepasado del pastel de mantequilla. Originario de Europa, debe su nombre a la proporción de sus ingredientes: medio kilo de harina, medio kilo de mantequilla, medio kilo de azúcar y medio kilo de huevos, a menudo aromatizados con vainilla o cítricos.

¿Cuáles son los 5 ingredientes principales de un pastel?

Estos ingredientes básicos para hornear un pastel son: harina, huevos, grasa (normalmente mantequilla), azúcar, sal, una forma de líquido (normalmente leche) y agentes leudantes (como el bicarbonato de sodio).

¿Cuál es la fórmula para hacer una tarta?

La proporción 1:1:1:1

Un pastel básico se compone de cuatro ingredientes: harina, azúcar, mantequilla y huevos. Si utilizas cantidades iguales (en peso) de cada uno de estos ingredientes, podrás preparar un pound cake perfecto (dato curioso: el pound cake debe su nombre a que se compone de una libra de cada uno de estos ingredientes).

¿La tarta necesita leche?

¿Qué ocurre si no se añade leche a un pastel? Si se omite por completo el líquido en una receta de bizcocho, éste resultará seco y posiblemente denso o quebradizo. Es necesario añadir líquido para conseguir un bizcocho húmedo y con una textura agradable.

Receta de bizcocho

En este artículo aprenderemos a crear una estupenda receta de bizcocho utilizando la "Fórmula del panadero". La información de este post es la culminación de todas nuestras clases de Cake Batter, pero también puede seguirse por sí sola. Si quieres seguir las clases en orden, visita la página Escuela de repostería/Ciencia de la masa para tartas.

La fórmula del panadero se utiliza para calcular el porcentaje adecuado de cada ingrediente para que la receta salga bien. La harina de la receta se designa al 100% y todos los demás ingredientes se designan en relación con la harina. Este es un punto muy importante, así que téngalo en cuenta a medida que profundicemos en el tema.

Algunas de las primeras recetas de pasteles, llamadas "quatre quarts" (cuatro cuartos), consistían simplemente en pesos iguales de harina, azúcar, mantequilla y huevos. Me parece que un pastel hecho siguiendo la receta tradicional es menos que ideal. Es bastante denso, un poco chicloso y tiene un sabor ligeramente plano.

El único líquido de la receta original procede de los huevos (las claras son 90% agua). El líquido une los estructurantes y los ablandadores de la masa. El líquido activa el gluten e hincha el almidón de la harina. El líquido también disuelve el azúcar y ayuda a dispersar la grasa por la masa y, por supuesto, aporta humedad.

Receta de tarta de limón

Ligero, esponjoso y cubierto de glaseado: ya sea un pastel clásico de vainilla o algo para los amantes del chocolate, un pastel deliciosamente húmedo es un elemento básico para cualquier ocasión especial. Muchas de nuestras mejores recetas de tartas empiezan con el mismo método: batir mantequilla o manteca con azúcar hasta que quede esponjoso. Estos pasteles a veces se llaman pasteles de crema, porque la grasa y el azúcar se mezclan. Utilizando los métodos probados de nuestra Cocina de Pruebas, le enseñaremos a hacer un pastel casero tan bueno que todos pensarán que lo compró en una pastelería de lujo. Aunque lleva un poco de tiempo, está a punto de aprender que ninguno de estos pasos para hacer una tarta es realmente muy difícil.

Primero tendrás que elegir una receta. Puedes simplificarla con una tarta amarilla (en la foto de arriba) o elegir una receta un poco más llamativa, como una tarta del diablo de chocolate o una vibrante tarta de terciopelo rojo; si no te gustan los glaseados tradicionales, prueba con una tarta alemana de chocolate. También tenemos algunas recetas de tartas de cumpleaños para las celebraciones. Las posibilidades son casi infinitas, y estas instrucciones te ayudarán a hacerlas todas, pero las tartas de ángel, las tartas de libra, las tartas esponjosas y las tartas chiffon requieren métodos diferentes, así que léelas por separado.

Receta de tarta de vainilla

Emily Margolis es coautora de este artículo. Emily Margolis es una emprendedora de repostería en Baltimore, MD. Con más de 15 años de experiencia en repostería, fundó Baking with Chef Emily en 2018, ofreciendo clases particulares de repostería en el área de Washington DC.

No hay nada como el sabor de un pastel que hiciste en tu propia cocina. Pero, ¿realmente vale la pena todo el trabajo por la deliciosa recompensa? Lo creas o no, ¡hacer un pastel es bastante sencillo! Con la orientación adecuada, puedes hacer un delicioso pastel desde cero. Echa un vistazo a estas recetas fáciles para pasteleros principiantes que te harán sentir como un profesional experimentado en muy poco tiempo.

Este artículo ha sido escrito por Emily Margolis. Emily Margolis es una empresaria panadera de Baltimore, Maryland. Con más de 15 años de experiencia en repostería, fundó Baking with Chef Emily en 2018, ofreciendo clases particulares de repostería en el área de Washington DC. Este artículo ha sido visto 4,236,214 veces.

Resumen del artículoXTPara hornear un pastel de vainilla desde cero, primero precalienta tu horno a 177°C (350°F), y cubre el fondo y los lados de dos moldes redondos de 9 pulgadas (23 cm) con mantequilla. A continuación, tamiza 2 ¼ tazas (290 g) de harina común con 3 ½ cucharaditas (14 g) de levadura en polvo y 1 cucharadita (5 g) de sal en un bol grande. Tamizar los ingredientes secos juntos ayudará a que el bizcocho quede bonito y ligero. En otro bol, añadir ½ taza (115 g) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente y 1 ½ tazas (300 gramos) de azúcar. Ahora, bate la mantequilla y el azúcar con una batidora de mano de 3 a 5 minutos, o hasta que estén bien mezclados. Al batir la mantequilla y el azúcar, la masa se aireará y el pastel quedará ligero y esponjoso. Añadir 3 huevos a temperatura ambiente de uno en uno y seguir batiendo la masa hasta que esté suave y cremosa. A continuación, añada poco a poco los ingredientes secos al bol mientras bate a velocidad baja. Termine la mezcla añadiendo 1 ¼ tazas (300 ml) de leche entera y 1 cucharadita (5 mililitros) de vainilla. Divida la masa uniformemente entre los moldes para tartas y, a continuación, deje caer los moldes sobre una superficie dura para eliminar las burbujas de aire. Por último, hornee los pasteles de 25 a 30 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro éste salga limpio. Deje enfriar los pasteles durante 15 minutos antes de sacarlos de los moldes y asegúrese de que estén completamente fríos antes de añadir el glaseado. Para más consejos de nuestro crítico de repostería, incluyendo cómo hacer una tarta de manzana o un bizcocho de vainilla, ¡desplázate hacia abajo!

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad