Tarta de queso siempre perfecta

Perfecta receta de tarta de queso natasha

Cerremos los ojos por un segundo e imaginemos la tarta de queso perfecta. Estamos seguros de que si comparásemos las deliciosas tartas de queso que nuestra imaginación ha creado serían muy diferentes entre sí, pero todas ellas serían miembros orgullosos de la sociedad de las mejores tartas de queso.

Una tarta de queso es algo tan sencillo como un pastel dulce, horneado o no, hecho con queso, azúcar y huevos. A partir de ahí, la imaginación del cocinero es la verdadera protagonista y podemos encontrar infinidad de recetas de tartas de queso con diferentes sabores, texturas y presentaciones. Supuestamente europeas en su origen, las tartas de queso pueden ser muy diferentes según el país y las tradiciones de cada región. Sin embargo, hay que reconocer que es al otro lado del Atlántico donde la tarta de queso con crema se ha convertido en el rey indiscutible de las tartas, de donde ahora regresa con renovada popularidad.

El ingrediente más importante de todas las tartas de queso es una buena crema de queso. Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que este tipo de queso cremoso y untable está hecho para la tarta de queso. Es lo que llamamos una verdadera historia de amor, ¡para deleite de todos los sibaritas del mundo!

Tarta de queso cremosa

Personalmente, prefiero siempre una tarta de queso horneada a las que se cuecen en el frigorífico. Tiene una consistencia densa y aterciopelada, a diferencia de la textura gelatinosa y ligera de las tartas de queso que se cuecen en el frigorífico. Además, no hay que complicarse con las hojas de gelatina, una ventaja enorme, en mi opinión. (Odio tener que adivinar la cantidad correcta de gelatina; la mayoría de las veces, acabas con una masa pegajosa que no se puede cortar, y siempre tarda mucho más de lo esperado en cuajar).

Una tarta de queso al horno es realmente muy fácil. Sólo requiere unos pocos ingredientes fáciles de conseguir, y no es muy sensible a factores externos (la temperatura exterior, por ejemplo). Mi favorita es la tarta de queso al estilo neoyorquino: una tarta de queso de vainilla muy sencilla, pero aterciopelada y deliciosa, con una base de galleta y un coulis de frutos rojos. Esta es mi receta probada para la tarta de queso neoyorquina perfecta.

Todas las recetas cheesecake no-bake

Las tartas de queso se han ganado nuestro cariño. Todo el mundo siente afecto por este manjar exquisito, rico, cremoso, agridulce y maravillosamente denso que se agolpa en los paladares para un placer persistente. Resulta casi seductor tomar un trozo de tarta de queso perfecta sin compartirlo.

A pesar de todo el amor y el aprecio que despiertan, no se hornean muchas tartas de queso en casa. Solemos hacer más de esos pasteles reconfortantes en casa. Pero se pueden hacer tartas de queso excelentes en casa si se conocen algunos trucos.

Añadir distintos sabores a la tarta de queso es lo que la hace diferente. Frambuesa, fresa, lemon curd, arándanos, caramelo, chocolate, nueces, lima, Nutella, mantequilla de cacahuete, calabaza especiada, café... Puedo seguir y seguir con las opciones.

Algunas recetas llevan otros ingredientes, como nata agria o queso ricotta, y otras también utilizan otros tipos de queso. Yo prefiero ceñirme al queso crema y el ricotta no llega a mis papilas gustativas que buscan el placer, ya que siento que el ricotta hace que la textura sea granulosa.

La mejor tarta de queso del mundo

La paciencia también es una virtud a la hora de preparar una tarta de queso, ya que hay que hornearla lentamente. Y un periodo de enfriamiento muy largo, seguido de refrigeración durante toda la noche, también contribuyen en gran medida a hacer la tarta de queso perfecta.

La mejor tarta de queso clásica puede que no tenga un aspecto perfecto en su primer intento, pero tendrá un sabor increíble y, con un poco de suerte y algo de práctica, acabará haciendo unas tartas de queso preciosas, con un aspecto estupendo y un sabor delicioso.

Estas tartas de queso de tamaño perfecto son tan bonitas como deliciosas. Sírvelas con una gran variedad de ingredientes para conseguir un postre divertido perfecto para el Día de la Madre, fiestas de graduación, bodas o cualquier tipo de celebración.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad